664 33 10 82 - 91 129 44 33 info@sanifis.com

Y tú… ¿qué perfil de paciente eres?

  • blog-gal-image

Y tú… ¿qué perfil de paciente eres?

Hay muchas formas de clasificar los tipos de paciente en función de su edad, patología, factores de riesgo, etc … pero hoy vamos a hablar de lo que a nosotros nos gusta calificar como paciente “activo” o “pasivo”… A continuación os daremos una pequeña explicación de cuál es cada uno y un pequeño test para que os podáis sentir identificados. Por supuesto, y esto es para bien y para mal, cada uno tiene sus ventajas y sus desventajas…

Quizá por la tradicional forma de actuar del mundo de la medicina, nos hemos ido acostumbrando a la fórmula de la terapia a través de la medicación o cirugía. La fisioterapia es una profesión muy nueva en comparación con otras como medicina, enfermería, etc… y es una disciplina que, quizá por este motivo, sigue sin conformarse y mantiene una línea de investigación constante, donde se van descubriendo nuevos métodos de tratamiento conservadores a través de la terapia manual o el ejercicio físico dirigido. Pocos fisioterapeutas conoceréis que no tengan de vez en cuando algún congreso o curso de formación sobre esto o lo otro, se ha convertido en una característica de nuestra profesión…

Por este motivo, y atendiendo a la evidencia científica, cada vez está más claro que es el propio paciente el que tiene que hacerse responsable de su salud, nosotros (junto con otros profesionales sanitarios si fuera el caso), no somos más que los guías que os ponemos en el camino que vosotros deberíais recorrer… ¿Y qué quiere decir esto? Pues que tirarse una vez cada “X” días en una camilla puede venir muy bien, pero probablemente, salvo casos de lesiones o dolores muy puntuales, eso no hará que el problema remita del todo y correremos el riesgo de sufrir recaídas…

¡Responde a este pequeño test y seguimos hablando!

  1. ¿Conoces el diagnóstico de tu problema de salud?
  2. ¿Sabes explicar lo que te pasa?
  3. ¿Conoces los síntomas habituales y el tiempo estimado de recuperación?
  4. ¿Has hecho preguntas acerca de ello o has consultado información al respecto?
  5. ¿El fisioterapeuta te ha pautado ejercicios y recomendaciones para realizar fuera de la sesión?
  6. ¿Los has hecho? ¿Más de 2 o 3 semanas?
  7. ¿Has acudido al fisioterapeuta antes de tener un dolor agudo de manera preventiva?
  8. ¿Realizas ejercicio de manera habitual?
  9. ¿Realizas ejercicios específicos adaptados a ti combinados con tu rutina de ejercicio habitual?
  10. ¿Ves ir al fisioterapeuta como un una inversión, en lugar de un gasto?

Pues bien, si has respondido que SÍ a la mayoría de las preguntas, podrías considerarte un paciente activo, por el contrario, si tu mayoría de respuestas han sido NO, considérate un paciente pasivo.  Pero tranquilos, en cualquier momento podéis pasar de un lado al otro.

El paciente activo, es el que se preocupa por recuperarse y no recaer de forma activa, digamos… hace ejercicios y mantiene una responsabilidad preventiva de su salud.

El paciente pasivo, sin embargo, es el que delega el estado de su salud a terceros, en este caso hablamos del fisioterapeuta. No es que esté mal, pero sin duda es una opción de menos garantías.

Nosotros os animamos a que por norma general, tratéis de ser activos, vuestro cuerpo os lo agradecerá, os saldrá más económico y seguro que os sentiréis más contentos por ello. Si por la razón que sea te encuentras en el lado de los pasivos, no pasa nada, piensa que siempre tendrás la puerta abierta y en el momento que puedas… ¡crúzala!

 

Author Info

Sanifis-Fisioterapia.

No hay comentarios

Comments are closed.