664 33 10 82 - 91 129 44 33 info@sanifis.com

Preguntas frecuentes

¿Qué es la Fisioterapia?

La Fisioterapia es la ciencia y el conjunto de técnicas a través de medios físicos que sirve como tratamiento ante dolencias y enfermedades. Engloba y aborda la parte rehabilitadora y busca la recuperación funcional en cada especialidad de la medicina y la salud, teniendo a su disposición recursos y terapias tanto manuales como a través de aparatología (electroterapia).

¿Por qué un fisioterapeuta?

Porque es el profesional que está cualificado y formado en la universidad para ejercer como recuperador después de una lesión, enfermedad o cirugía. Tras el diagnóstico y valoración fisioterápico, será el fisioterapeuta el que en coordinación con otros profesionales de la salud (médicos, enfermería, terapeutas ocupacionales, etc…) coja la responsabilidad de ayudar al paciente en su recuperación.

Por eso siempre recomendamos a los pacientes que se aseguren y cercioren de que acuden a centros y profesionales sanitarios ante cualquier problema de salud.

¿Tratamiento con máquinas (electroterapia) o tratamiento manual?

Siendo ambas perfectamente complementarias, hay que evaluar y valorar el problema de salud para hacer un plan de tratamiento adecuado. Desde nuestro punto de vista, es imprescindible el uso de la terapia manual (masaje, manipulaciones, técnicas articulatorias, realización de ejercicios asistidos y orientados por el fisioterapeuta,…), ya que con ella llegamos de una manera más específica al origen del problema. La electroterapia nos servirá como apoyo y complemento a ese tratamiento manual.

¿Qué es el pilates?

El método Pilates, creado en su origen por Joseph Pilates, nació como un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX orientado a mejorar el control del cuerpo y el movimiento a través de la mente y respiración de quienes lo practicaban.

Con el paso de los años, el mayor estudio y práctica del método ha servido para evolucionar este pilates tradicional en un pilates más contemporáneo que atiende con mayor exactitud a la biomecánica del cuerpo y a la necesidad de adaptar los ejercicios clásicos en función de la persona o paciente que lo practica.

Por ello, es importante hacer una buena elección de dónde y con quién practicar pilates, teniendo en cuenta su estado físico, dolores, problemas musculares y/o articulares, etc… para incluso evitar mayores lesiones ya que aunque la oferta de pilates es amplia y se ofrece en mucho sitios, en muchas ocasiones son clases masificadas y alejadas del verdadero objetivo y beneficios del método.

¿Pilates suelo o pilates máquinas? ¿Qué es mejor?

Siendo una pregunta muy recurrente y que genera muchas dudas, es importante entender que el método pilates fue creado combinando las dos disciplinas, siendo éstas complementarias y no independientes. Por esta razón aconsejamos la combinación entre el pilates suelo y el pilates con máquinas.

Los argumentos para entender el por qué, son sencillos:

El pilates suelo requiere mayor control del cuerpo y trabaja mucho la conciencia postural y corporal. No hay ayuda externa (de las máquinas) para realizar los ejercicios y obliga a nuestra mente a estar más atenta al control de los movimientos del cuerpo. Esto es imprescindible para coger buena base si realmente queremos conseguir los mayores beneficios del pilates y también para poder aplicarlo mejor en nuestro día a día ya que careceremos de dicha ayuda externa.

El pilates máquinas tiene la característica de que podremos utilizar las máquinas para que actúen como ayuda a la hora de realizar un ejercicio o como resistencia cuando queramos meter mayor reto o dificultad. Por este motivo, nos ayudan a adaptar los ejercicios ante diferentes situaciones que podamos encontrarnos con nuestros clientes o pacientes.

En resumen, recomendamos la combinación tanto del trabajo en suelo como con máquinas para un beneficio completo, siendo igual de importante que, si buscamos los mejores resultados, se practique en centros especializados y con un reducido número de alumnos. En caso de buscar un enfoque terapéutico del pilates, sin duda habrá que añadir como necesario la práctica con fisioterapeutas como instructores, incluso valorar la realización de pilates particular según los casos.